TRABAJAR Y SER MAMÁ

“El trabajo dignifica” eso fue lo que mi mamá me ha enseñado del trabajo. Quise preguntarle a nueve mamás cómo sus trabajos influían en su maternidad. Nueve mamás que sé son felices con lo que hacen, y han buscado la forma de combinar dos roles, a veces complicado pero la mayor de las veces gratificante y bello ❤! Muy simple: Qué quieres que tu hijo aprenda de tu trabajo y qué gratificación trae tu pega a tu rol de mamá

Cindy (Valeria Montt)
Quisiera que mi hija aprendiera que para lograr los objetivos hay que esforzarse. Que comprenda que mediante el trabajo se obtienen resultados, que las cosas no aparecen de la nada.. Y que en algún momento comprenda que ella puede hacer lo que quiera con su vida siempre con el objetivo de estar feliz y tranquila. Todo estará en su manos
La máxima gratificación es que estamos casi todo el día juntas y por lo mismo, hemos mantenido la lactancia materna hasta ahora (va a cumplir 2 años). A ratos es cansador pero se que es lo mejor que le he podido entregar. Soy muy afortunada de poder estar presente en todos sus procesos y además trabajar en lo que amo.1


Claudia (Pelusa)
Me gustaría que sea capaz de reconocer el valor humano que tiene el trabajo. Sobre todo de los objetos hechos a mano que son producidos con corazón. También que sepa que puede dedicarse a lo que ama. Ahora con dos años y medio me dice que quiere ser rockero. Mensaje para él: Vicho, Si puedes ser rockero! Yo seré tu primera fan ❤
Este trabajo me permite administrar mi tiempo para disfrutar y acompañarlo en sus etapas. El cuestionamiento constante del estilo de crianza que quiero entregarle se proyecta en Pelusa. Es una relación colaborativa entre mi rol de mamá y emprendedora, mi hijo es mi mayor inspiración ❤ 2


Karina (Tren a La Luna)
Quisiera que por sobre cualquier cosa,que mis niños, cuando crezcan, amen su trabajo, que lo hagan con cariño y pasión, cualquiera que éste sea, que las personas al verlo se pueda ver reflejado la dedicación y cariño. Eso es lo que yo hago, amo dibujar, me encanta ser una mensajera, que mis diseños lleven felicidad a otros, que sepan que esa pieza es única y hecho especialmenente para esa persona .
Lo más importante es que como trabajo en casa no me pierdo nada de la vida de mis niños, soy parte íntegra de su día a día, mi taller se convierte en sala de juegos, estudiamos, dibujamos. al organizar mi tiempo, puedo asistir a sus presentaciones, ellos se convierten en mis ayudantes, etc. El trabajar en casa me da la ventaja de no perderme nada de su crianza y de sus etapas.3


Elena (El Baúl de Sarita)
Actualmente trabajo como diseñadora gráfica independiente y tengo un emprendimiento de accesorios de lactancia y dentición.
Me gustaría que aprendiera a desarrollar sus habilidades manuales y tener la capacidad de imaginar y poder plasmarlo en papel u otro soporte. Siempre la motivaré a realizar las cosas que la hagan feliz e incentivar su lado artístico.
Ha sido importante en esta etapa ya que he podido complementar ambos roles. Trabajar desde casa tiene sus gratificaciones, ya que puedo ver su crecimiento y no perderme etapas importantes de su desarrollo. A veces es agotador porque en el día no puedo hacer mucho, pero en las noches logro concentrarme bastante y así realizar lo que tenía planificado en el día. Con amor y paciencia se pueden complementar ambos roles.4


Alejandra (La Pipa Flor)
En mis estudios como ilustradora infantil descubrí que lo más importante es mostrarle un universo de cosas distintas a los niños. Lo que quiero que Rafaela aprenda es ver y experimentar sin limitarla a un solo tipo de estética esto desarrolla su imaginación y le da la libertad de elegir que es lo que le gusta y lo que no, sin que sea una imposición. Por eso siento que mi proyecto “la pipa flor” es un aporte para los niños porque los estoy acercando a imágenes distintas que no son lo que más se ve.
Es un todo siempre me ha gustado el diseño para niños y ahora que tengo a mi Rafaela todos mis diseños son para ella. Desde la decoración de su pieza hasta los libros que he ilustrado. Me encanta ver como ella descubre y lo pasa bién con los objetos o imágenes hechos por mí. Y al revés también de ella voy aprendiendo y conociendo mejor los intereses de los niños. 5


Ornella (Bubu Timbres)
De mi pega quisiera que aprendiera la perseverancia de llevar un emprendiendo. De hacer las cosas con pasión y amor. Que se puede vivir haciendo algo que te provoca mariposas en la guata… Y claro a tallar timbres para dp ayudar a la mamá
La mayor gratificación ha sido poder criar a la Rafa y verla crecer día a día sin perderme ningún detalle de su desarrollo. Corro todo el día y ella siempre esta conmigo, nuestra vida a ratos es caótica, pero hermosa.6


Camila (Mantita Primavera / Nomedalomismo )
Que en la vida el trabajo debe ser algo placentero. Debe ser lo que te haga feliz, para que hacerlo bien y con amor sea natural. Y que los beneficios o las recompensas de un trabajo, no siempre son económicas. Rodearse de personas buenas y aprender de ellas, ser valorado por un talento en particular y tener tiempos invaluables tanto para uno como para el resto también son recompensas de un trabajo que te hace feliz <3
Ser yo de tiempo completo quien está a cargo. No tener que depender de terceros y mucho menos de desconocidos para el cuidado y la crianza. Esa ha sido la máxima gratificación. Poder tenerla conmigo cuando está enferma y no puede ir al colegio y quedarnos regaloneando 5 minutos mas en la cama para que se sienta mejor :). Y escuchar esos comentarios como: “que lindo lo que haces mamí, me haces uno para mi?” esas son gratificaciones para el alma7


Claudia (Ilógica, Jefa de Proyectos y Contenido)
Primero, es uno el que elige dónde quiere estar. Cuando salgan al mundo como profesionales, que opten por aquel lugar que les permita y fomente el desarrollo personal en todos los sentidos. Y que sea un lugar que los haga felices. Luego, que tengan confianza en sus aptitudes y lo que pueden entregar a su equipo de trabajo. Es la única fórmula para un trabajo bien hecho: Creer en sí mismos y lo que pueden entregar. Por último, equilibrio. Que su felicidad no dependa del trabajo ni del amor de una persona. La vida es el perfecto equilibrio de nuestro mundo interno y externo. Si nuestro corazón y nuestra conciencia están tranquilos, podrán más herramientas para manejar lo que pasa allá afuera. Uno elige el trabajo, no al revés.
Equilibrio y tiempo. Ilógica funciona como una manada. Somos un equipo de trabajo, pero también un equipo que se apoya en todos los aspectos porque entendemos que detrás de cada uno hay una historia y familias. Acá no funciona la regla de ‘Arréglatelas como puedas’, sino una red interna de apoyo muy fuerte. Puedes trabajar remoto cuando no tienes con quién dejar a tus hijos, por ejemplo. Esa es la riqueza de Ilógica, que hace que funcionemos como un grupo cohesionado y comprometido. ¡No tenemos misión ni visión, pero vamos a las fiestas! Detrás de cada ilógico, hay una historia y una vida que hay que disfrutar. Y eso es impagable, porque tus hijos te ven feliz y disfrutan eso contigo. 8

 


Angela (La Chica del Trapecio)
La ética del trabajo, con su disciplina y paciencia necesarias…en este tiempo de inmediatez, es importante que mi hija aprenda que para lograr cualquier cosa en esta vida hay que trabajar, hay que ser constante y seguir trabajando. Que aprenda que no existe el talento sin una experiencia amorosa con el trabajo, por eso hay que elegir hacer cosas que nos gusten.
Me ha permitido estar, criar desde adentro y para mi eso siempre fue una meta de vida.9


Comments

comments