Ser una trabajadora feliz

Muchos creen que Siquieroquiero es sólo un portal para emprendimientos y les digo ¡No! aunque muchas de nuestras seguidoras que adoro (besito en la frente a cada una) son emprendedoras o autodidactas, la verdad es que Siquiero es para toda mujer que decida de una vez por todas dedicarse y trabajar en algo o un lugar que ama. Por lo tanto también es un lugar para las asalariadas. La palabra es fea así que diremos “trabajo formal”.

Y ustedes se preguntaran Pero Marce ¿De verdad crees que hay gente feliz en trabajos formales?” Y yo les digo; sí. Dejando de lado los trabajos donde en parte eres tu propio jefe: fotógrafos, artistas, psicólogos, médicos, veterinarios (algunos), etc. Sí hay personas felices con sus trabajos de 8 (o más) horas. Ya obvio no están todas esas horas sonrientes y campantes, hasta la emprendedora suprema que tiene un taller de dos piezas en su casa alguna vez mandará todo a la chucha lejos.  Pero sí existen muchas mujeres felices con sus profesiones y dispuestas a dedicarse a ellas. La pregunta del millón es ¿Están las otras mujeres dispuestas – también – a ser felices? Porque una cosa es amar la publicidad y otra soportar trabajar en una agencia donde el jefe se vaya antes y los deje a todos con la campaña a medio terminar. En el fondo todo radica en ¿Estás dispuesta a seguir trabajando en ESE lugar si no te hace feliz?

Así que te hablo a ti, mujer que ama su profesión pero está chata de ese lugar. Date la oportunidad de ser feliz. Sé que no soy nadie para decirlo y de seguro tienes problemas que no conozco, pero siempre hay un lugar mejor y no está mal elegirlo. Mi papá me enseñó que a veces tomamos decisiones inmediatas: esta pega me da más lucas..LA TOMO. Pero no reflexionamos a dónde nos llevará en años más: Esta pega no me da tanta plata pero me dará la oportunidad de conocer ciertas personas que me pueden ayudar a viajar por el mundo, mi meta de aquí a 3 años LA TOMO.

Como ya dije, no soy quién para decirte qué debes hacer con tu vida, pero sí te dejaré algunos “guiños” para que lo medites y veas qué es lo mejor para ti.

1- Síndrome “I love my job” : Viste el diablo se viste a la moda? la asistente de Meryl Streep odiaba su pega pero quería viajar a Francia y usar mucha ropa ¿Por qué esa mujer con miles de contactos no buscaba ser asistente de un diseñador? Era menos “bacán” porque Meryl Streep era lo regia estupenda de la moda pero aún así, ¿valía la pena? A veces lo bueno es enemigo de lo malo y lo que parece más quitado de bulla y poco cool es lo mejor para el alma.

2- Busca alternativas:  Laborum no es el único lugar donde puedes encontrar pega. Existen también alternativas como: Pegas con Sentido donde ONGs y Fundaciones buscan profesionales para ciertos cargos (hablamos de pega no de voluntariado)

3-“El mercado está malo”: Falso, pega hay el problema es que están pagando poco y el costo de la vida sube otra vez. Pero si eres buena en lo que haces y perseverante, créeme que siempre habrá un lugar para ti con un sueldo feliz. No hay peor diligencia que la que no se hace, si no buscas ¿cómo vas a saber qué tan “mal” está?

4-Mientras, prueba con la técnica Pomodoro (no seas multitask):  Tienes que trabajar intensamente por 25 minutos (un pomodoro) y tomar un descanso de 5 minutos, así hasta juntar 4 pomodoros para tomar un descanso largo de 20 o 30 minutos. Terminarás todo y no morirás en el intento. 

5- Visualízate: Cierra los ojos e imagínate en 3 años (10 años es musho, con 3 ya basta) el lugar donde estás ahora, te acerca a esa visualización o te aleja? a veces tomamos pegas por cosas inmediatas y no planeamos el largo plazo.

Y sea la decisión que tomes, acá estamos todas apoyándote y no olvides seguir el consejo del perezoso y sigue tu sueño 

dibujo portada: Leonkarssen 


Comments

comments