PILAR – TALLER DEMAR

Pilar tiene 31 años y ha sido una “gitana” viviendo de un lado en otro pero con su corazoncito siempre en el mar. Estudió muchas cosas; arquitectura, un tiempo en el Bellas Artes, diseño y, por último, en el Comex realizándose como profesional hasta que Leo, su hija menor, sufrió de los bronquios y optó por quedarse en casa e improvisar un taller con su nuevita máquina de coser. Empezó con algo piola, cojines, y fue un amigo el que le pidió “un zorro y un gato” dando inicio a Taller DeMar. Hoy vende mochilas, totebags, billeteras, muñecas personalizadas, y muchos proyectos por salir nadando.

Quizás es el amor a los cuentos o la capacidad de seguir siendo una niña, jugando juegos de mesa y rol religiosamente, que Pilar tiene una conexión especial con la fantasía que se ve plasmada en todos sus trabajos. Ella ilustra un montón y siente que los cuentos y sus hijas son una constante inspiración.

Taller DeMar se mueve más a pedido, con telas traídas de afuera y muchos mini detalles – “Incluso yo teniendo un patrón, siempre voy interviniendo el molde para la persona (…) y a la gente le encanta eso de tener una pieza que es sólo para ellos”. – En especial las muñecas personalizadas en las que Pilar se preocupa de preguntar varios gustos de la persona.
Siente que se dio una vuelta larga para llegar a esto e igual tuvo susto de empezar – “miraba a las otras emprendedoras y pensaba…nunca voy a llegar para allá ¡Qué difícil!” – más encima la tarea de encontrar algo que fuera suyo, bajando las ideas que tenía en su cabeza.

Como muchas, uno de los grandes retos de su taller es ser consecuente con su identidad sin quedarse atrás y estar siempre reinventándose (manteniendo el empuje que toda autodidacta necesita darse) y no caer en los “sobretiempos” en especial por sus hijas, manteniendo el equilibrio entre trabajar en casa y el ecosistema familiar.

Pero ha tenido el apoyo de su marido, Pablo, y ver que sus hijas se sienten parte del taller la llena de felicidad –“Tengo menos tiempo que antes pero soy más feliz que antes” – su hija mayor, Belén, le pregunta si le puede contar a sus amigas que hace muñecas y ahora sabe en lo que trabaja su mamá – “antes no tenía idea de lo que hacía, sabía que me iba en la mañana y que no la veía en todo el día no más.” – Además de logros como ilustradora por salir publicada con un cuento en una revista especializada, ¡y los del taller! enviando productos afuera y entregando listas de regalos que le encargaron para navidad.

Así, de a poquito, Taller DeMar va creciendo a la par con Pilar, enseñándole y respaldando las decisiones que ha tomado. ¿Cuál es su consejo para ti adorada lectora?

“Hay que darle no más, el mar no rechaza ningún río, al final vas a llegar a tu camino. Tú eliges si te vas a dar la vuelta larga o la vuelta corta, si la quieres corta tienes que ser valiente pero si no yo creo que igual la vida te va a llevar allá. En el fondo hay que darse cuenta que la decisión siempre te está esperando, la vida siempre te está esperando para que hagas lo que tienes que hacer. Pero si tienes esa inquietud de querer hacer algo, es porque hay algo que tiene que salir. Está en ti que sea hoy o mañana pero entre antes lo hagas, mejor. Tienes que ser valiente.”

¡Pilar! Eres un sol, con una sonrisa ancha como el mar, te deseamos el mejor de los éxitos y gracias por recibirme ♡

¿Quieres saber qué te ofrece Taller DeMar? Chequea sus redes
Facebook
Web
Tienda Etsy
Instagram

2

3

4

17

16

18

15

14

11

10

19

9

8

7

6


Comments

comments