Lorena Canessa es feliz

Lorena Canessa tiene 27 años, vive en Viña y es Arquitecta de profesión, fotógrafa y emprendedora de corazón con Bride Me Up Tocados ; tocados, coronas y accesorios de porcelana hechas a mano.

No estudió fotografía porque no la dejaron, así que pasaba sacándole fotos a sus amigas, ayudándolas con sus Books, hasta que finalmente se dedicó a los matrimonios. El problema es que tenía una doble vida de arquitecta que trabajaba en un estudio y de fotógrafa los fines de semana (sus fotos son HERMOSAS, lo notarás en este post).

“Llegué un punto en que no podía hacer las dos cosas. Estaba trabajando de lunes a viernes como arquitecta acá en Santiango y de viernes a lunes de fotógrafa allá en Viña. Entonces ya estaba enferma de los nervios. Y decidí por lo que más me gustara y me hiciera feliz, a probar suerte nomas”1

El decir seguir el rumbo de la fotografía le cambió la vida. El emprendimiento handmade salió cuando – por fin – empezó a tener más tiempo libre y de su facilidad/amor por las manualidades — “Partió como manera de relajarme. Necesitaba hacer algo manual después de estar tanto tiempo en el computador y empecé haciendo florcitas.” Lo lindo de su proyecto es que ella lo hace funcionar bajo un criterio muy lógico: si no existe, pero me lo imagino, entonces lo puedo hacer. A veces no supo cómo, pero al final su idea siempre sale— “Lo veo en mi cabeza y lo intento de hacer de mil maneras distintas. He probado todo; todas las herramientas, todos los colores, todos los materiales…hasta que encontrai algo que resulta”. 4

Tiene una (sana) fascinación por las novias y la emoción entorno al matrimonio entonces no era raro que sus dos proyectos se dedicaran a ese mundo
“Encuentro genial cómo te llegas a involucrar tanto con una persona en un día tan especial. Porque con las fotos me contactan un año antes, desde un año estás conociendo a la persona, me preguntan datos de todo y de verdad confían demasiado en ti. Y hacer algo manual que lo puedan usar, para mí es muy gratificante y bonito emocionalmente, qué lindo que usen algo que tú hiciste”.7 3

Se le notan en los ojitos el amor a lo que hace, el cariño que pone en cada pieza que componen los tocados (porque no los compra hechos, los va haciendo uno x uno) y la emoción que capta con todas sus fotos…independiente de lo “económico” este momento de su vida es para ella, y escogió hacerlo feliz. — “Lo hago todo porque me gusta, obviamente tienes que vivir de algo, pero no es el fin. Siempre he dicho que para trabajar tengo mi profesión, pero si hago algo que me gusta, resulta y a la gente le gusta, es un regalo, no puedo pedir más.” Y esa es su gratificación más grande, que personas que no están en su círculo íntimo valoren su trabajo y se lo digan.5

2
Lore y su mamá, foto tomada por su amiga Mónica Muñoz (Wildbrides)

Y lo más difícil ha sido dejar de ver sus proyectos como hobby sino como un emprendimiento real — “puedo estar todo el día haciendo florcitas, no me es difícil invertir horas de mi vida en manualidades, las disfruto, pero lo más difícil es el: qué hago con eso.” Ella pasó un tiempo de mucha angustia, somatizando, viajando todos los días a un trabajo que no la hacía feliz y preguntándose si eso era todo, si alguna vez iba a ver el sol o disfrutar el día después de la pega. Ella no podía darse el lujo de “jugar” a ver si esto resultaría, pero siguió su corazón y se ha movido muchísimo, incluso comprando vestidos de novia (a su alcance) para realizar las fotos de BridemeUp  6

Hoy está plantadisima con sus ideas, armando sus redes, disfrutando y administrando su tiempo para lograr cumplir con todas las reuniones. Y su mensaje para ti es:

Sigue tu sueño, todo el rato jajaja. Si en verdad haces lo que amas siempre va a resultar y si estás feliz esto es una cadena de alegría y amor que repercute de una u otra manera.

Si te gustaría contactar a Lore como fotógrafa o por sus tocados puedes hacerlo aquí:

Lorena Canessa Fotografía
Fanpage
Instagram
Sitio

Bride me Up Tocados
Fanpage
Instagram
Sitio

10 8 9

11


Comments

comments