DEL AMOR A LOFZ

Izabella Virissimo es de Catalao, Brasil, tiene 24 años y vive en Chile hace 1 año ½. Vino por amor y se quedó por amor a ella, a lo que aprendió y la hace feliz: LOFZ.8 Su profesión es Relaciones Internacionales pero gracias a su mamá siempre tuvo cercanía con la confección; la acompañaba a comprar las telas, le hacía los diseños de la ropa que le gustaría tener y sin darse cuenta absorbió todo ese conocimiento como una esponja
— “Era la idea de tener la ropa como a mí me gustaba pero nunca tuve la experiencia de hacerlas. Acá, por no poder trabajar me metí al curso y dije; ya estoy lejos de mi mamá, no le puedo pedir la ropa y todavía la quiero como a mí me gusta, voy a intentarlo con eso. Me metí al Paulina Diard y aprendí a hacer moldes, coser, todo. Compré 2 máquinas y olvidé toda mi carrera que había hecho en Brasil durante 5 años porque de verdad me enamoré”.
1

No se imaginan lo dulce que es esta chica, como la marca aún es pequeña visita a sus clientes más de una vez para asegurarse de que el diseño quede justo a sus medidas porque “no hay nada más importante que sentirte cómoda con tu ropa”. Diseña desde el corazón, preocupándose de atender con guante y tiene mucha fe en Chile y en las chilenas, pero siente que nos frenamos… nos falta creernos más el cuento.

Al principio, cuando tenía una pega estable como recepcionista, la hacía por gusto y la regalaba. Con el fin de aprender más fue a un Fashion week y vio a una chica extranjera que estaba sola igual que ella, se sentaron juntas y se hicieron amigas. Esa chica era Luisa Verdee (aka: Golden Strokes) y fue quien le dio las primeras críticas constructivas, se convirtió en su socia y la impulsó a crear una marca de ropa — “Da mucho miedo por ser extranjera; otro país, otra lengua, lejos de mi familia, mis amigos…entonces pensaba ‘no conozco a nadie, cómo me puede ir bien’. Me daba miedo”.
 Y si lo pensamos su miedo era súper REAL. Iza viene de un lugar donde siempre es verano, así que por primera vez tuvo que enfrentarse al catálogo de las estaciones, ropa a la que no estaba acostumbrada como los abrigos y un mercado diferente al suyo donde el consumidor funciona y es físicamente diferente.
“El instituto fue lo que más me ayudó para trabajar con Chile. Pero trabajar con la moda y tendencias chilenas eso sí es más difícil porque en Brasil es mucho más brillo, escote y falta mucho paño, mucha tela (jajaja) y acá se atreven poco. No es malo, sólo que el clima no ayuda y la gente se juega muy poco con la ropa.”2 Uno de los productos que más me gustan de LOFZ son los enteritos, algunos tienen un escote muy pronunciado e Iza no ha tenido problema en subirlo cuando una cliente se lo pide pero muchas chicas ni se lo prueban antes del cambio — “tienen que atreverse, porque les da miedo la opinión de la gente y les falta saber lo lindas que pueden ser.“ — En especial con las tendencias. Iza me decía que si vemos a Kendall Jenner usar la ropa todo el tiempo nunca pensaríamos que nos va a quedar bien, pero ella busca con LOFZ la idea inversa donde sí puedes usar lo que está “en boga” pero con las formas que se ajustan a tu cuerpo normal de mujer chilena, sólo debes atreverte y no castigarte todo el tiempo4 —“Es hacerlas sentir libres de ponerse lo que quieran pero, al mismo tiempo, que no estén cerradas al patrón de cuerpo o a la moda”.
Ojo; Iza no confecciona ropa a pedido, pero no tiene problema en modificar sus diseños con el fin de que te sientas feliz con él.

Y se lanzó, renunció a su pega y se dedicó de lleno a LOFZ. La más feliz fue su mamá, quien incluso lloró de emoción porque siempre creyó en las capacidades ocultas de su hija.
La primera aparición social fue en nuestra 2da versión de 30Kilates donde recibieron puras opiniones positivas — “tenía mucho miedo, no dormí la noche anterior porque me daba miedo que no me dijeran nada o que me dijeran cosas malas.” —. 5Hoy LOFZ es mucho más grande, tienen un perchero en Hoguera Local y sacaron hace poquito su nueva colección (las fotos hermosas que acompañan este post).

Ahora Iza por fin se siente adulta, empresaria y empoderada (antes sólo se sentía vieja porque en Brasil 24 es ser una señora). Con Luisa están logrando nuevas oportunidades para LOFZ pero ella ya logró su meta personal que era empezar algo de cero, algo propio que le da para pagar sus cuentas y sentirse orgullosa “ya dependo sólo de mí. De mi trabajo y de hacer bien las cosas”.

Y su mensaje para ti es:
No tengan miedo de arriesgarse. Porque tienen mucho miedo por su físico y el físico que le muestran en la tele que es totalmente distinto. La descripción de LOFZ es “buscar libertad para tu estilo” y no decimos libertad de ponerte lo que quieras, en el color que quieras… es libertad a modificar lo que quieras para de verdad ponerte algo con lo que te sientas bien, que no dejes de ocuparlo por una primera mirada. Hay que probarse y arriesgarse. No deben buscar la opinión de otra persona sino mirarse al espejo y ver lo que son, descubrirán algo y verán el mundo distinto. Vas a mirar una ropa y decir; no es para mí, pero de verdad me gusta ¿qué puedo hacerle para ocuparla? . El no usar la moda cómo se las están imponiendo.

Si te gustó la historia de Iza y su trabajo en  LOFZ puedes contactarlas a:
Fanpage
Instagram
website
e-mail: hola@lofz.cl

6 7


Comments

comments