de freud a viste la calle

Javiera tiene 28 años, es psicóloga pero no ejerce. En vez de analizar sueños y discutir problemas no resueltos con las madres, Javi trabaja en VisteLaCalle como coordinadora ejecutiva, loco o no? – “Primero entré a Bachillerato en Ciencias Sociales porque no cachaba nada, y me encantó. Después me cambie a psicología y me encantó estudiarlo, nicagando siento que haya sido una pérdida de tiempo pero…de alguna u otra manera con el tiempo las cosas caen, y hacen sentido.”

Javi estaba en un grupo de amigas “mateas”, le iba bien en la U pero tuvo una mala experiencia en su práctica que, al final, repercutió un poco en el examen de grado…estudió harto pero con la cabeza en otro lado, le fue mal y para alguien que sabe lo que es “estudiar mucho” debe saber lo que sintió – “Fue lo peor que me pudo haber pasado pero fue como el universo que me estaba hablando” –. En ese momento se quería morir pero el tiempo le hizo ver que era el “remezón” para darse cuenta que no era lo suyo, aunque fuera el último año y con su diploma en brazos.

Lo segundo, después de querer morirse, fue el pensamiento de “qué hice”…Su mamá la apoyó un montón en ese lapso donde ves que tus amigas se están convirtiendo en reales profesionales y tu das vueltas en tus – aún –  18 años – “Todo el 2011 fue muy de ires y venires. El 2012 me puse a trabajar en una consultora de estudios de mercado, era una buena pega freelance y podía sentir que igual estaba ‘trabajando’ pero ni ahí con psicología, ni ahí con la clínica, súper divorciada de todo.” – Entonces se dio cuenta que durante la U había abandonado cosas que le gustaban, súper autómata orientada a la meta universitaria y tomó un curso de fotografía y un diplomado en  Gestión Cultural. –“siempre me ha gustado la estética, empecé a salir a mirar más. Y era buena para escribir así que cree un blog como ejercicio de qué es lo que me gustaba a mí (…) sin ningún ánimo de ser bloggera, no quería hacerlo una marca…lo subía a mi Facebook y era totalmente un ejercicio.” –.

Se volvió a conectar con ella, y llegó a la moda porque en ese espacio conjugaban sus intereses; la representación de la moda como cambios sociales, porqué alguien se viste de tal manera, etc. Y cuál era el referente a nivel nacional? Viste La Calle – “caché que la directora, la Majo, era también psicóloga TATE acá fue una iluminación donde encontré a alguien que quizá no le parecería tan raro que llegue una colega sin vocación a pedirle pega” – Y mandó un mail…sí, onda “hola me llamo Javiera, me encanta tu sitio, quiero trabajar contigo”. Y logró una entrevista, y está ahí desde hace tres años.

Javi tiene más proyectos pensados, no ha parado en su búsqueda de lo que la mueve, le gusta. No dejó que “el deber ser” de una carrera que le gustó pero que no quiso ejercer la parara. Aceptó la pasantía en VLC, cachando nada del ambiente pero con las puras ganas todo se pudo. Así que no te desanimes, la vida siempre trae sus vueltas y como dice ella: Todo cae por su propio peso. “La vida no es algo estático, está siempre en movimiento y la búsqueda de hacer lo que a uno le mueve es constante”.

Javi en acción
Javi en acción
con su equipo (Javi es la de blanco atrás)
con su equipo (Javi es la de blanco atrás)

IMG_5220


Comments

comments