Beca Darmasiswa

Se está terminando el año, mercurio ya no está en retrogrado, se acerca la luna llena y nos vamos llenando de dudas y sueños. ¿Qué haré el próximo año? ¿Qué me llena el alma?
Les voy a contar una parte de mi historia. Cuando hace unos años descubrí, a tientas, mi llamado. Todo empezó con mi obsesión por las frutas y el trópico, y gracias a algunos lazos con Indonesia, empecé a buscar oportunidades allá. Nada salía y me aburrí. y fue cuando desistí y le dejé al universo la tarea de encaminarme, con un cuaderno, un pasaporte y un bikini en una maleta en un ritual de año nuevo, que todo se alineó.
En febrero del 2015 mi mejor amiga me llamó desesperadamente por días hasta que logró ubicarme cuando venía de regreso (yo estaba en una zona sin señal) y me contó que había una beca para irse a Indonesia. Lo primero que hice fue contactar a la Embajada y para mi sorpresa, quedaba una semana para postular.
Mi labor fue maratónica, haciendo malabares entre la pega y los trámites, (que son hartos) lo logré. Apliqué. Y un par de meses más tarde me contaron que había quedado. Creo que fue uno de los momentos más hermosos de mi vida, sentir que todo confabula a tu favor y el corazón se llena de esperanza.
En agosto de ese año partí a Bali, donde estudié el idioma por un año. Fue demasiado “eat, pray, love”, en el sentido más cursi y empalagoso de la vida. Enfrenté todos mis miedos y descubrí más de mí en un año que en los 25 que llevaba en modo zombie en Santiago. Como me había pronosticado una bruja hace un par de años antes de salir, me fui con la luna y llegué con el sol.
No hay nada que yo pueda recomendar más que esta beca. La energía de Indonesia en general, es muy tierra. Te obliga a buscar el equilibrio, te bota si andas volando, te arrastra a cascadas y caminos serpenteantes que te dan vuelta la cabeza y maravillan con su belleza. Conoces gente increíble que viene de todo el mundoy  que serán tus amigos de por vida. 
Puedes elegir estudiar en ciudades como Yogyakarta, conocida como “ciudad de estudiantes” y es la movida más intelectual en general. También puedes elegir Bali, que es “la isla de los dioses” y más espiritual. O puedes elegir Jakarta, la capital, si quieres ir a la universidad a la que va la gente “importante” de Indonesia. Las oportunidades son muchísimas. Lo mejor que puedes hacer es ver este vídeo e inspirarte

Las postulaciones para la beca empezaron hace una semana y la cuenta regresiva de 60 días para postular ya está corriendo. Si tienes dudas revisa el sitio web donde está todo, las universidades que puedes elegir en Indonesia y cuando te haces una cuenta te indican todo lo que tienes que submitir para completar tu aplicación. Primero te seleccionan y una vez adentro, eliges donde quieres estudiar. Si tienes dudas en esta etapa puedes contactarme para orientarte.
Tienes las opciones de estudiar artes, danza, música, idioma Indonesio, etc. La gente no piensa que el idioma y la cultura de este archipiélago pueden serles útiles pero les cuento que hace unos días presencié la firma del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Chile e Indonesia y la cosa se va a poner interesante.
La beca es para chilenos, con enseñanza media completa, menores de 35 años, y con dominio básico de inglés. Cubre gastos de estudios, visas, alojamiento, comida, ceremonias, etc. Sólo debes pagar el pasaje.
¡Semoga sukses!

Comentarios

Comentarios